ENTRE LA VITALIDAD Y EL PELIGRO, ARRANCA UN NUEVO PLAN: EL DEL FMI HASTA EL FINAL