LA CARNE ARGENTINA TIENE TODO PARA SER MUNDIAL