Oposición, sindicatos y medios temen que una mayor regulación pueda afectar a la libertad de expresión

FRANCIA CUESTIONA LA NECESIDAD DE LA LEY CONTRA LAS ‘FAKE NEWS’ DE MACRON