El pontífice dijo estar 'muy preocupado y dolido' por el derramamiento de sangre y expresó 'gran dolor por los muertos y los heridos' en esta zona.

'LA GUERRA ENGENDRA GUERRA', DICE EL PAPA SOBRE GAZA