LOS GOBERNADORES APOYAN A MACRI, PERO PONEN CONDICIONES POR EL AJUSTE