EL CRECIMIENTO ECONÓMICO PIERDE IMPULSO EN ALEMANIA