EL AJUSTE QUE VIENE: LOS GOBERNADORES PONEN LA MIRA EN LOS SUBSIDIOS A AYSA