LA MAQUINARIA AGRÍCOLA FRENÓ SU RITMO DE CRECIMIENTO