Ha acabado con el inmovilismo de sus predecesores, pero es pronto para saber si su proyecto triunfará

MACRON, EL PRESIDENTE QUE HA DESPERTADO A UNA FRANCIA EN EL DIVÁN