POLONIA Y HUNGRÍA REITERAN SU RECHAZO A RECIBIR REFUGIADOS