UNA FARSA LLAMADA “COMISIÓN DE LA VERDAD”