EXPERTOS EUROPEOS PIDEN UN FONDO DE ESTABILIDAD QUE NO SEA ‘AUSTERITARIO’