MÁS EMPRESAS SALEN A RECOMPRAR SUS ACCIONES PARA PROTEGER SU VALOR