LA GRAN EMPRESA BRITÁNICA DE TELECOMUNICACIONES BT SUPRIME 7.000 EMPLEOS