CÓMO ES EL CRÉDITO 'STAND BY', QUE EL GOBIERNO PEDIRÁ AL FMI