ANTE LA SUBA DEL DÓLAR, ¿QUÉ LE CONVIENE HACER AL PRODUCTOR?