RICARDO JAIME PIDIÓ LA PRISIÓN DOMICILIARIA Y TOBILLERA ELECTRÓNICA