EL CONSUMO MASIVO NO LOGRA REACCIONAR