Una investigación determina que ciertas personas sedentarias sufren atrofias en la parte del cerebro relacionada con la memoria.

PERMANECER SENTADO DEMASIADO TIEMPO PERJUDICA NUESTRA CAPACIDAD CEREBRAL