EL CONSUMO MASIVO REGISTRÓ SU SEGUNDA CAÍDA ANUAL CONSECUTIVA