Pedidos de renuncia, interpelaciones y respuestas a medias a los periodistas que destaparon la olla.

CRECE EL ESCÁNDALO POR LA EVASIÓN Y EL BLANQUEO DEL MINISTRO DUJOVNE