Investigadores hallan un gen asociado a un mayor consumo de alcohol y azúcar a la vez que vinculado a niveles inferiores de grasa corporal.

GENETISTAS DESCUBREN UNA NUEVA CAUSA DEL ALCOHOLISMO