LA ORGANIZACIÓN PARA LA PROHIBICIÓN DE ARMAS QUÍMICAS RESPALDA LA VERSIÓN DE REINO UNIDO SOBRE EL AGENTE NERVIOSO QUE ENVENENÓ AL EXESPÍA SERGEI SKRIPAL Y A SU HIJA