EL CANDIDATO A PRESIDENTE DE CATALUÑA SEGUIRÁ EN PRISIÓN Y NO PODRÁ SER INVESTIDO