ARGENTINA SIGUE ARRIBA EN EL RANKING DE LAS NAFTAS MÁS CARAS DE AMÉRICA LATINA