PREVÉN UNA SUBA DE 10% EN LA SIEMBRA DE TRIGO Y PODRÍA RECUPERAR SU ÁREA HISTÓRICA