INDIGNACIÓN EN FRANCIA TRAS LA DECLARACIÓN DE MACRON SOBRE EL VÍNCULO ENTRE LA IGLESIA Y EL ESTADO