RETIROS VOLUNTARIOS, LA MEDIDA A LA CUAL SANTA CRUZ NO ADHERIRÁ POR RAZONES ESTRICTAMENTE POLÍTICAS