LA ENERGÍA SOLAR ECLIPSÓ A LOS COMBUSTIBLES FÓSILES EN NUEVAS INSTALACIONES EN 2017