El escándalo de la red social confirma la nueva era en la historia de la manipulación.

CASO FACEBOOK: DE CIUDADANOS A USUARIOS