Desde Pekín remarcan que la internacionalización de su divisa será un proceso gradual.

CHINA ASPIRA A HACER DEL YUAN UNA MONEDA INTERNACIONAL