Hasta hace poco, todo era "fuego y furia".

CÓMO LOS LÍDERES DE ESTADOS UNIDOS Y COREA DEL NORTE, DONALD TRUMP Y KIM JONG-UN, PASARON DE LOS INSULTOS A QUERER REUNIRSE CARA A CARA