EEUU Y CHINA ACORDARON MANTENER LA PRESIÓN SOBRE COREA DEL NORTE