El camionero es el nuevo enemigo perfecto del macrismo.

SINDICALISTAS EN PIE DE GUERRA