ETCHEVEHERE PERDIÓ MUCHO MÁS QUE 500 MIL PESOS