LOS EXTRAORDINARIOS CASOS EN LOS QUE UN DAÑO EN EL CEREBRO CAMBIA PARA BIEN LA PERSONALIDAD