Aun así, en una semana saltó 50 centavos a $20,25. El peso fue la moneda más golpeada de los emergentes.

EN DOS DÍAS EL BANCO NACIÓN DESEMBOLSÓ US$ 500 MILLONES PARA FRENAR EL DÓLAR