EEUU PASA A UN ENFRENTAMIENTO ABIERTO CON CHINA EN AMÉRICA LATINA