LA JUSTICIA ACEPTÓ EL CONCURSO DE OIL COMBUSTIBLES