CUBA Y RUSIA, DOS ALIADOS DEL PASADO QUE MIRAN AL FUTURO