NEUQUÉN: LA RUTA DE LA CARNE VOLVIÓ A HACER ESCALA EN SENILLOSA