EL PODER ADQUISITIVO DE LOS TRABAJADORES MEXICANOS CAE UN 81% EN LOS ÚLTIMOS 30 AÑOS