EL AUGE ALEMÁN Y LOS PROBLEMAS EUROPEOS