Incluso después de la ruptura con Bannon, el presidente de Estados Unidos seguirá siendo el mismo, asegura Sudha David-Wilp, del Fondo German Marshall (GMF), filial de Berlín.

"TRUMP ES Y SIGUE SIENDO IMPREDECIBLE"