LOS NEGOCIOS NORCOREANOS EN CHINA EMPIEZAN A CERRAR SUS PUERTAS