“Está atravesando una crisis política y humanitaria cada vez más dramática y sin precedentes”, afirmó el pontífice.

EL PAPA SUMA PRESIÓN A MADURO PARA ELECCIONES EN VENEZUELA