POR QUÉ LAS MUJERES PUEDEN TENER EL DOBLE DE PROBABILIDADES DE MORIR TRAS UN ATAQUE AL CORAZÓN QUE LOS HOMBRES