RUSIA: LAS ACUSACIONES DEL JEFE DE LA CIA SON "MENTIRA"