POR QUÉ CHINA QUIERE DEJAR DE SER EL BASURERO DEL MUNDO Y CÓMO ESO AFECTA AL RESTO DE LOS PAÍSES