COMERCIANTES DE BARILOCCHE SE QUEJAN POR PRESIÓN FISCAL